La historia de Cassina a través de sus sillas

El pasado miércoles asistí a la inauguración de la exposición “La historia de Cassina a través de sus sillas“, un recorrido histórico de la firma a través de 18 de sus sillas más emblemáticas. Aproveché la ocasión para charlar con la directora del archivo histórico de Cassina, la Dra. Barbara Lehmann. Actualmente, el Archivo Cassina conserva en su almacén alrededor de 500 piezas de mobiliario editadas por la firma italiana, la cual representa como ninguna la historia del diseño italiano y el modo de trabajar entre diseñador-empresa tan “a la italiana”. Ser responsable de un archivo histórico significa encargarse de todas las actividades asociadas al mismo: búsqueda y salvaguarda de piezas de mobiliario y de documentación de todo tipo (planos, bocetos, fotografías, carteles, correspondencia…), redacción de textos históricos, colaboración con entidades, publicación de catálogos, realización de audiovisuales, etc. Lehmann además gestiona las relaciones con las fundaciones de las familias de los diseñadores y/o arquitectos, las cuales se encargan de proteger sus derechos de autor.

10155670_10205236794029731_5187920040535235184_n

En su ponencia, Lehmann nos mostró a los asistentes cómo Cassina comenzó siendo una pequeña carpintería en Milán allá por los años 1920, pasando de la carpintería artesanal a la industrial, hasta convertirse en los 1950 en un auténtico referente del diseño italiano. Además la directora del archivo nos explicó cuál es el principio de modernidad que aportó cada una de las sillas expuestas en el showroom de la tienda Cassina-Barcelona: la Superleggera de Gio Ponti, la Hill House de Mackintosh, la LC7 de Le Corbusier-Jeanneret-Perriand, la Barrel de F. L. Wright, la Carimate de Magistretti, la Luisa de Franco Albini, la Ombra Tokyo de Charlotte Perriand, la CAB de Mario Bellini, la Zig Zag de Rietveld, entre muchas otras.

Tras su intervención, le expliqué a Lehmann que, a diferencia de Italia, desafortunadamente a España llegó más tarde el concepto de “modernidad” y que ha costado hacer entender a las empresas españolas la importancia de introducir el diseño en sus departamentos de producción y gestión. Ahora nos encontramos en la fase de concienciar a las empresas relacionadas con el diseño de cuidar y conservar sus archivos, ya que en un futuro no muy lejano serán un patrimonio inestimable para investigadores e historiadores. Este trabajo de concienciación es el que realizamos desde la Fundación Historia del Diseño.

Anuncios
Publicado en: News

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s